3 Maneras gratuitas de potenciar tu negocio

¿No sabes como enfrentar a tus primeros clientes? ¿Crees que la suerte no está de tu lado? Aquí te damos tres consejos para poner a tu emprendimiento en las grandes ligas. 

Las grandes empresas muchas veces terminan opacando a las pequeñas compañías, por un montón de razones. Si bien, muchas veces la calidad del servicio no es tan diferente la impresión de una gran marca ofrece a los clientes confianza y seguridad. En reiteradas ocasiones los emprendedores se sienten intimidados por el gran esfuerzo que requiere convencer al primer cliente de que su producto o servicio es igualmente valioso que el de la competencia, incluso a precios claramente inferiores , pero ¿por qué se generan estás brechas?

Según The Huffington Post, esta es una de las grandes pruebas que todo emprendedor debe sortear y que generalmente se convierte en un “colador” para quienes quieren hacer su sueño de la empresa propia una realidad. Sin embargo, nos proponen una estrategia para plantear a los pequeños emprendimientos como grandes negocios , los que pueden competir a la par con el mercado.

  1. Invierte en tu apariencia

Esta es la primera regla: Nunca dejes espacio a la duda. Si quieres parecer como el negocio rentable que estás vendiendo debes lucir como tal. Sabemos que esto podría pasar fácilmente como ostentación, sin embargo, según Business Insider la ropa tiene un alto impacto en la forma que somos percibidos a la hora de hacer negocios. Ojo que esto no significa que tengan que gastar una fortuna en renovar el clóset, sino más bien ser cuidadosos, ordenados y dejar las zapatillas en casa.

  1. Mantente ocupado

Hay una gran diferencia entre estar ocupado y decirle a la gente lo ocupado que estás todo el tiempo. La mejor forma de atender a tus clientes es haciendo, por lo que aún si no estás “inspirado” para trabajar o debes agendar mil reuniones dejes de hacer las tareas pendientes. Una forma prolija de trabajar puede quitarte espacio disponible pero a la larga tus clientes de lo agradecerán.

  1. Sé eficiente

Esta es, probablemente, la más importante de las tres, puesto que si hay una ventaja que tienen las grandes compañías es la eficiencia, gracias a la gran fuerza de trabajo con la que cuenta y recursos con los que no cuentan los pequeños empresarios. No obstante, los emprendedores pueden elegir cortar con la burocracia que muchas veces mata a las grandes empresas y que puede ser una herramienta decisiva en la supervivencia de nuestro proyecto.

¿Le agregarías algo más? ¡Cuéntanos!

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Potencia tu negocio con las actividades de noviembre para emprendedores de todo Chile

Next Post

Anro: El emprendimiento de chocolates artesanales nacido en el Puerto Pirata de Coquimbo

Related Posts
Total
0
Share