ADICH, la institución que apostó por un novedoso producto de startup nacional para las heridas producidas por la diabetes

Seguramente todos tienen algún pariente, amigo o conocido que sufre esta enfermedad. En la actualidad, hay más de 1,5 millones de personas con diabetes en Chile y más del 12% de la población adulta la padece, lo que significa que nuestro país tiene la mayor prevalencia en América del Sur.

Datos que preocupan, tanto como las consecuencias de no tener esta dolencia controlada. Una de las consecuencias son esas heridas crónicas, difíciles de sanar y que, mal cuidadas, pueden derivar en amputaciones.

Bien sabe de esto la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich), institución sin fines de lucro fundada hace 44 años cuyo objeto social es el apoyo, la orientación y la educación a las personas con diabetes y que además se encuentra en la constante búsqueda de los últimos desarrollos que puedan beneficiar a sus pacientes. Fue por ahí en el 2014 cuando un equipo de emprendedores chilenos hoy llamados CuperScience se acercaron a esta entidad para proponerles una investigación sobre el uso del cobre en el tratamiento de heridas crónicas.

Carmen Lía Solís Merino, directora médica de la Adich, cuenta que vieron el potencial de esta nueva aplicación del cobre que venía del mundo veterinario y donde había mostrado resultados curativos, cicatrizantes y bactericidas muy efectivos, por lo que en conjunto a los creadores, comenzaron a investigar sus efectos en úlceras producidas por el pie diabético.

“La posibilidad de salvar una extremidad en un paciente gracias al cobre, nos sedujo inmediatamente”, reconoce.La Dra. Solis,  internista y diabetóloga con 20 años trabajando en la organización, subraya que “el tratamiento para este tipo de afectaciones es oneroso,  y que requiere un manejo multidisciplinario que permita abarcar todas los factores que desencadenaron la aparición de la herida. En la Adich contamos con especialistas en distintas áreas y motivados por el potencial aporte a nuestros pacientes  aceptamos  participar en la investigación, escribimos un protocolo que fue aprobado por el comité de ética del SSMO e iniciamos el tratamiento con un grupo de pacientes que pudieran beneficiarse con este gel hecho de cobre”, señaló la doctora.

Positivos resultados

Cupersan está compuesto por un complejo de cobre polimérico y aloe vera, además contiene agentes de conservación, tensoactivos y agua. Sus creadores resaltan que en heridas crónicas es capaz de revertir la maceración de la herida y reactivar el proceso de granulación de heridas que no responden a los tratamientos convencionales.

El tratamiento se realiza en dos etapas. En la primera, se debe aplicar a la herida, Cupersan Clean, contiene tensoactivos y tiene la capacidad de contribuir a la labor de limpieza y, adicionalmente, favorece al desprendimiento del tejido esfacelado o gangrenado.

En una segunda etapa, y con el fin de mantener baja la carga bacteriana de la herida, se debe aplicar Cupersan Gel,  un hidrogel de color azul turquesa con alto poder adhesivo que se puede utilizar como un apósito primario en heridas infectadas y mantendrá una concentración constante de iones de cobre, así como también, la humedad en la herida.

Desde la Adich indican los positivos resultados obtenidos. “La experiencia fue muy buena”, afirma Solís, aclarando eso sí que para que el tratamiento se llevará a cabo, los pacientes tenían que tener ciertos requisitos como circulación sanguínea en la zona afectada y que la valoración de su herida no sobrepasara grado II Wagner. “Treinta pacientes se beneficiaron durante el 2014. Lo que más les sorprendió, fue la rapidez con la que se limpiaban las heridas para lograr una cicatrización”, subraya la profesional.

Así, reconoce que encontrarse con estos emprendedores “fue un amor a primera vista, ya que hasta la fecha siguen ayudando a los socios de la Adich con tratamientos”. La diabetóloga también destaca que el cobre  sirve como bactericida, antifúngico, por lo que “en las micosis interdigitales funciona muy bien, pie de atleta, etc.”.

“La colaboración mutua con CuperScience se ha ido desarrollando desde el año 2014 y este mes se preparan para el lanzamiento de Cupersan en la farmacia de la ADICH. Los próximos meses Cuperscience y Adich desarrollaran una experiencia de uso multicéntrica en la que documentaran la evolución de los casos clínicos tratados con este novedoso hidrogel de cobre y Aloe Vera, la idea es curar a los que han desarrollado complicaciones y prevenir educando al paciente para evitar complicaciones”, resalta Solís.

Desde Cuperscience indican que los interesados pueden solicitar muestras médicas a través de la página web ingresando a www.cupersan.cl

 

No Comments

Post A Comment