Emprender como representante de una marca, el caso de Cristián Ovalle y BadiaSpices

Cristián Ovalle, Badia Spices Chile / Fotografía: All Press agencia

De acuerdo a Wordreference.com, emprender es comenzar una obra, negocio, etc., especialmente los que entrañan alguna dificultad o peligro. Bajo ese prisma entendemos que desde abrir un puesto en una feria libre hasta hacer I+D puede ser considerado emprender. Con ese contexto, hoy abarcaremos el caso de alguien que está emprendiendo al traer un negocio a Chile, con un producto existente (no empezando de cero). Es el caso de Cristián Ovalle, representante en Chile de BadiaSpices.

CÓMO EMPEZO TODO

Cristián Ovalle tenía un trabajo por el cual constantemente tenía que estar viajando. Eso le permitía el conocer y ver algunos productos en mercados extranjeros, que no llegaban al país. Probando algunos, se le metió en la cabeza el independizarse y emprender trayendo uno de esos ítems a Chile.

Había uno que le gustó por sobre los demás: Aliños Badia (BadiaSpices). La marca, -una marca de condimentos y especias Premium-, creadas por Pepe Badia un cubano refugiado en Miami en los años 70, tenían algo que otras marcas no: extrema variedad y buen sabor. Eso le llamó la atención a Cristián y decidió jugársela con ser su representante en el país. Ya había un antecedente: la marca ya estaba en 51 otros países.

Así hace tres años y medio atrás, Ovalle envió un correo al email de contacto de la marca. Se demoraron 8 meses en responder. Otros 10 meses después se demoró que un retail local lo tomara en consideración para incorporarlo a su catálogo de venta. Hoy, ya con presencia en góndolas de la Región Metropolitana sueña con terminar el 2017 en otras cuatro regiones del país.

¿Por dónde empezaste este camino a ser representante de la marca en Chile?

“Dejé de trabajar en la empresa donde estaba y me dedique a esto y a otras cosas más también. Aunque no me resultara, me decía ‘me tiene que resultar porque los productos son súper buenos, novedosos, innovadores, bien presentados’, tenía el objetivo, el sueño que estos productos llegaran a Chile, estaban en 51 países y Chile es el 52. La gente en Chile no podía perderse esta oportunidad”.

¿Qué vino después?

“Después vino el tema de poder contactar a los posibles clientes en Chile, principalmente grandes cadenas de supermercados y distribuidores regionales. Ahí paso otro año más, esperando la primera respuesta de alguno de los potenciales clientes. En ese tiempo, el entorno de uno comenzaron con no seas loco, no seas soñador, no tienes plata para publicidad, para distribución, no pierdas el tiempo. Dude en algún momento dado, pero no mucho. Necesito una inyección anímica para seguir avanzando”.

¿Y dónde están ahora posicionados?

“Uno de los retail, Jumbo (Cencosud) es donde hoy se está vendiendo. Ahí entré gracias a que la persona, el comprador, le gustaron mucho los productos. ‘Me dijo me interesa, dale un sentido a los productos’. Llegamos a un catálogo de 16 productos y ahí invertimos como un año en elegir cuales serían. Entremedio cuando estábamos listos para ingresar a Cencosud, me llega un email de respuesta automática que la persona ya no estaba en la empresa. Afortunadamente él había dejado muy bien encaminado el tema, así que pudimos seguir”.

¿Fuiste aprendiendo en el camino?

“Lo fui descubriendo en el camino, uno aveces conoce representantes de productos de otras categorías, yo conocía en el mundo automotriz, pero las empresas son distintas. Aquí fue aprendiendo a prueba y error, golpeando, golpeando, insistente, perseverante, siempre sin saber hasta donde uno puede llegar de perseverante y entusiasta y hasta donde se puede llegar a ser molesto para la contraparte”.

¿Tuviste apoyo?

“Yo tuve mucho apoyo del dueño de la marca de algunos de sus ejecutivos. El hecho de haberlos conocido y haber visto la planta, se van generando lazos y vínculos. Entonces, el financiamiento es un tope bien importante, pero ellos me dijeron que me iban a dar todos los productos y ‘paganos cuando el supermercado te pague. Si te pagan a 30, de ahí nos pagas’. Bueno, obviamente el tema ha terminado en 90 días, pero ha ido avanzando. El primer embarque que yo traje, que la venta me duró como tres meses, fueron alrededor de USD 8.000 + el iva, fletes y aduanas, pero alrededor de los $5millones”.

¿Tus metas para el 2017?

“Hay un tema de venta de presupuesto que es la meta de números y nosotros queremos estar al menos en seis regiones de Chile con presencia de producto, independientemente del tipo de tienda. La segunda, que es muy atractiva, la duodécima que es Magallanes, la cuarta, la octava y la décima. Esa es nuestra meta, al menos seis regiones a final del año”. Si te gustó este tema, revisa la entrevista completa de nuestra sección #TuHistoria.

Acá:

Si quieres contactar a Cristián por sus productos, o volverte un representante regional, les puedes escribir a [email protected] o a [email protected]

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

“Puppytag”: Jóvenes curicanos crean dispositivo para rastrear mascotas

Next Post

Sercotec abre nuevos centros de desarrollo de negocios en regiones de Valparaíso y Metropolitana

Related Posts
Total
1
Share