¿Qué puedes aprender del desafío que superaron desde Netflix a Facebook?

Superar la barrera de los 150 empleados puede sonar como algo sumamente lejano para un emprendimiento que recién está comenzando. No obstante, este es un desafío que alguna vez debieron enfrentar empresas como Netflix y Facebook, hoy sumamente exitosas. ¿Qué puede aprender tu empresa de este proceso?

Si bien hoy en día estas compañías tecnológicas son mundialmente conocidas, en algún momento debieron enfrentar el mismo problema: adaptar su negocio a una cantidad de 150 empleados. Una característica que no suena como un problema, pero que según reveló un reportaje en el medio Quartz, fue un punto de cambio radical para estas, entonces, startups.

“Hablé con tantos CEOs de startups después de que pasaran ese número, y siempre a todos les empiezan a pasar cosas raras (…) que significan que la compañía necesita una estructura más grande en lo que respecta a comunicaciones y toma de decisiones”, señaló Chris Cox, jefe de producto de Facebook desde 2005 al medio estadounidense. Agregando que los 150 trabajadores “es uno de los números mágicos en lo que respecta a tamaño de equipos“.

En tanto, Patty McCord, ex jefa de talento en Netflix desde 1998 a 2012, opina que esta cifra es “el número de pararse en una silla“. Es decir, aquel momento en que si el líder de una startup se sube a una silla para hablarle a su equipo y alguien grita “no podemos escucharte”, es porque es tiempo de repensar la estrategia de comunicación de la empresa.

Esto sucede, de acuerdo al profesor de psicología evolutiva de Oxford, Robin Dunbar, porque los humanos pueden mantener una relación personal con hasta 150 personas. De esta manera, según reveló a Quartz, ese número es aparentemente mágico en distintos tipos de comunidades a lo largo de la historia. “Mantener grupos de menos de 150 personas significa que puedes manejar el sistema a través de la presión entre pares, mientras que cuando los grupos exceden esa cantidad de personas, necesitas algo así como un sistema de gestión basado en la disciplina”, comenta Dunbar.

Qué puedes aprender de este proceso

Según Quartz, el margen de los 150 trabajadores marca el fin de esa unidad cohesiva y reforzada culturalmente que nace durante los primeros días de la compañía. Es decir, da paso a trabajadores más especializados y más cercanos a sus equipos que necesitan líderes que puedan articular sobre una base regular hacia dónde va el grupo. Es decir, emprendedores que puedan enfocarse en compartir el contexto del negocio –incluyendo lo que funciona y lo que no– de forma que el equipo pueda buscar las soluciones correctas por su cuenta.

¿Ya has tenido este problema o te estás preparando para enfrentarlo? Cuéntanos en los comentarios

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Google suma a Berlín como capital del emprendimiento en Europa

Next Post

La importancia de la “Imagen Corporativa” en un emprendimiento o pyme

Related Posts
Total
0
Share