Científicos chilenos son premiados por elaboración de aditivo único y sustentable para pavimentos

Desarrollaron el producto en base a residuos de neumáticos fuera de uso. La idea permite carreteras más durables y con menor impacto ambiental.

Científicos de la Universidad de La Frontera (UFRO) obtuvieron en Madrid uno de los principales reconocimientos en el IX Premio Internacional a la Innovación en Carreteras, organizado por la Asociación Española de la Carretera, con su proyecto Fityre, el cual permite reutilizar un subproducto de los neumáticos fuera de uso como aditivo para pavimentos.

Se trata de la fibra textil, componente que hasta la fecha no tenía aplicaciones conocidas, a diferencia del caucho y el acero.

“Estamos contentos, nuestro proyecto fue el único de un país latinoamericano, además de una universidad regional y pública, en ser reconocido en este concurso internacional que reunió a más de 50 autores de proyectos de innovación en el área”, dijo Gonzalo Valdés, académico del Grupo de Investigación.

“Fytire, que viene a reemplazar los aditivos en base a celulosa, tendrá un impacto técnico, medioambiental y social, ya que promueve la valorización de residuos y la durabilidad de las futuras carreteras”, agregó Valdés, académico del Grupo de Investigación en Pavimentación Vial del Departamento de Ingeniería de Obras Civiles de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UFRO, también líder del reconocido equipo.

El proyecto de los chilenos, financiado por fondos Fondef de la Agencia Nacional de Investigación (ANID), cuenta con el apoyo de tres empresas, Bitumix (parte del grupo francés Eurovía), Polambiente y la concesionaria de carreteras Intervial.

Su desarrollo consiste en la elaboración de este aditivo para mezclas asfálticas convencionales, utilizando las mencionadas fibras textiles de neumáticos en desuso. El compuesto tiene un formato granular y su diseño apunta a extender la durabilidad y sostenibilidad de los pavimentos asfálticos.

“Este aditivo mejora las propiedades de desempeño de las mezclas tradicionales, duplicando su vida útil; también funciona como reemplazo de un aditivo que se usa para mezclas especiales, y que son a base de recursos naturales”, explicó Valdés.

Fityre, ya patentado en Chile, está ahora en proceso de registro en otros países de la región, de acuerdo a las distintas normativas ambientales e industriales que rigen. “Luego trabajaremos en una segunda fase, que consiste en la construcción de un tramo vial de prueba, para analizar definitivamente su escalamiento a nivel industrial”, agregó el académico.

Referente en I+D: UFRO

En 2012, la Universidad de la Frontera fue reconocida por ser la primera universidad regional pública estatal en hacer transferencia tecnológica a nivel nacional. Este año, además, su Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) fue distinguida por Red GT y CORFO, patrocinado por el Ministerio de Ciencias, Tecnologías, Conocimiento e Innovación, como la Oficina de Transferencia y Licenciamiento con mayor impacto nacional.

La UTT, con génesis desde 2009, pero formalizada en julio de 2013, pertenece a la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la UFRO; sumisión es transferir las tecnologías de la casa académica al entorno económico social, agregando valor a los resultados del conocimiento desarrollados por su comunidad científica.

Cabe destacar que el organismo cuenta con los programas Trampolín Lab y MAT, iniciativas que identifican y potencian el talento de jóvenes investigadores.

Total
18
Shares
Previous Post

¿Quieres reinventarte? Estos son los tres perfiles TI más difíciles de cubrir en Chile

Next Post

Gobierno lanza página web para que la ciudadanía participe en el desarrollo de la industria del hidrógeno verde

Related Posts
Total
18
Share