Claves para mejorar la productividad laboral en una pyme

Productividad / Fotografía: Pixabay

El rendimiento en el trabajo no depende sólo del empleado, sino también de las condiciones laborales. Así, las decisiones que se tomen al interior de un emprendimiento tienen mucho que ver con mejorar la calidad de vida de los colaboradores. muchas veces con simples medidas y tendrá un impacto directo en la mejora de la productividad de la empresa. 

 Por Luis Yáñez, experto social empresarial y docente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico

El término gestión social empresarial dice relación con enfocar los problemas de la organización de una manera multidisciplinaria para entenderlos y así poder tomar decisiones adecuadas con la finalidad de alcanzar los objetivos propuestos. Desde esta perspectiva, la productividad es parte de la gestión”.

Por eso, cuando los niveles de productividad y rendimiento de los empleados son bajos, no es sólo una suma de problemas personales, sino que es posible que el ambiente laboral y otras situaciones estén mermando la motivación de los trabajadores. “El emprendimiento debe investigar las razones por la cuales la productividad es baja o bien buscar la forma de aumentarla. Hace bastante tiempo se sabe que el clima laboral y ciertas condiciones inciden directamente en los resultados económicos”.

“Algunas organizaciones adscriben al bienestar, entendida ésta como otra organización con personalidad jurídica, normalmente una corporación, donde los socios son los propios trabajadores y donde hay apoyo de la empresa. Por supuesto un aliciente importante para un trabajador es la cantidad de beneficios que reciba de parte de la empresa”, explica Yáñez.

“Hoy el nuevo contexto organizacional promueve el empoderamiento, la toma de decisiones y la flexibilidad laboral. La empresa necesariamente debe ‘sembrar’ un ambiente de confianza, a través de medidas concretas que van enfocadas a un aplanamiento de la estructura organizacional”.

Ahora en concreto:

  1. Disminuir la formalidad y la centralización en la toma de decisiones.
  2. Disminuir la complejidad, entendida ésta como división del trabajo. Esto se traduce en permitir que las personas no realicen tareas estandarizadas.
  3. Aplicar otros beneficios que no sean exclusivamente la renta.
  4. Establecer disposiciones espaciales y físicas que permitan reducir el estatus y poder. Por ejemplo, que no exista una oficina separada del jefe y los empleados, evaluación en 360 grados, trabajo conformado por equipos multifuncionales, etc.

“Si se aplica esto, las personas no serán sólo recursos, sino colaboradores y partícipes de los resultados. Esto se reflejará en los resultados económicos, en la rotación del personal, en el número de licencias médicas, en síntesis, en la calidad de vida de las personas que trabajan en la empresa”.

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

El “Silicon Valley chileno” recibirá sus primeras empresas en 2019

Next Post

5 trucos para liberar memoria en tu iPhone

Related Posts
Total
0
Share