De pastelero tucapelino a campeón de karting: La historia de Felipe Ñancupil

Representar al país en una competencia internacional era una de las metas que se fijó de niño este emprendedor regional.

Felipe Ñancupil (31 años), es uno de los socios de la pastelería Ñancupil & Sanhueza -emprendimiento familiar de productos artesanales oriundo de Huépil- y docente de emprendimiento en OpenBauchef de la Universidad de Chile, pero además fue uno de los cuatro pilotos chilenos que representaron al país en la última competencia de karting profesional, realizada recientemente en Las Vegas, Estado Unidos.

Es una de las carreras de karting internacional más importante y representó a nuestro país en la categoría master, luego de haberse coronado campeón Rok Cup Chile en categoría VLR. Este título lo situó en lo más alto de la especialidad a nivel nacional y lo llevó a medir su destreza con grandes pilotos a nivel internacional. A Las Vegas también llegaron tres chilenos más, Sebastián Esteva y Mauricio Parada que corrieron en categoría junior y Pablo Torres que lo hizo en senior.

“La competencia es la más importante del mundo en karting, reúne a los pilotos profesionales internacionales más destacados”, comenta Felipe de regreso en Chile luego de haber participado en Rok Vegas 2022, competencia en la que terminó en el lugar 11 solo le faltaron 0,017 segundos para ingresar a los top 10.

“Para mí es un tremendo logro, me tocó competir con un tres veces campeón del mundo, está activo, y anduve tres vueltas delante de él”, afirma emocionado aún por la posición obtenida siendo amateur.

“Haber participado en Rok Vegas 2022 es probablemente uno de los logros personales que más valoro, poder representar a Chile en una competencia internacional es una meta que tenía desde niño. Pensé que nunca lo iba a lograr porque me fui por el camino de los estudios, de ejercer mi profesión (Ingeniería Civil Industrial) y emprender junto a mis papás en la pastelería, es muy raro que alguien con este perfil clasifique a un certamen de este nivel. Pero para mí era una meta y no me importaba salir último”, agrega.

Conduciendo con emprendedores

Para llegar a Rok Vegas, Ñancupil debió reunir cerca de US$ 7 mil, para recaudar ese monto ideó un novedoso formato de auspicio que permitió a emprendedores de todas las escalas participar, entregando al menos un producto para un sorteo, esto les dio derecho de poner su logo en casco, traje y auto que Felipe usó en Estado Unidos y presencia en sus redes sociales, lo que no es menor,  en Tik Tok cuenta con más de 40 mil seguidores (@nancupil).

“Nunca quise pedir plata, por eso se me ocurrió un modelo en el que todos pudiéramos ganar. Por un lado, los emprendedores me apoyaban con sus productos y yo además de la difusión, les daré clases de emprendimiento para que sigan creciendo. Estoy contento porque 40 pymes me apoyaron”, explica sobre el sistema de auspicio.

Los números para participar en el sorteo los vendió a $5.000 cada uno, logrando recaudar $2.500.000 millones y sortear 52 premios el pasado viernes 11 de noviembre.

Felipe Ñancupil demuestra que el dicho, querer es poder es totalmente cierto. Claramente en él no ha habido limitaciones en ningún área de su vida y el karting no ha sido la excepción.

Total
37
Shares
Previous Post

Día Mundial de la Seguridad informática: Los retos que supone la seguridad para el desarrollo de las fintech

Next Post

LG Electronics recibió reconocimientos en Premios a la Innovación CES 2023

Related Posts
Total
37
Share