Dual Vision: la startup que busca optimizar empresas con videoanalítica y visión computacional

La startup usa IA para digitalizar los espacios físicos de empresas, a través de cámaras que se transforman en ojos inteligentes.

Cuatro ingenieros de la Universidad de Chile hicieron de la visión computacional su herramienta para “digitalizar los espacios físicos” de empresas, a través de cámaras convencionales que se transforman en ojos inteligentes. Desde medir aforo, establecer alertas de seguridad o vigilar la cadena de frío de una fábrica, la startup incubada en OpenBeauchef, y con presencia también en México, busca sellar su primer levantamiento de capital y expandirse rápidamente por la región.

El entusiasmo de Giovanni Pais y Hans Starke por la innovación, y sobre todo por los concursos, fue lo que los llevó a fundar su startup. Ambos eran ingenieros civiles eléctricos de la Universidad de Chile, y se complementaban bien: al primero le apasionaba la robótica, las máquinas, los cables y el acero; y al otro la visión computacional y los algoritmos complejos.

Y fue de competencia en competencia que, en la edición 2019 del torneo de innovación abierta “Tech and the city”, se vieron en la necesidad de construir una herramienta de seguridad para empresas a través de cámaras inteligentes. Les gustó tanto el resultado que, una semana antes de conocer los ganadores del concurso (que finalmente ganaron), un 26 de abril de ese año en la Notaría Leiva, firmaron la sociedad que hoy es Dual Vision.

Giovanni Pais, en entrevista con Entreprenerd, define a su startup como “una empresa que entrega soluciones de videoanalítica e inteligencia artificial para optimizar compañías, ya sea haciendo más eficientes sus procesos o mejorando la seguridad de ellas”. En el fondo, dice el CEO de Dual Vision, lo que buscan es “digitalizar los espacios para poder medirlos o analizarlos”. ¿Cómo? integrando sus conocimientos en visión computacional a las típicas cámaras de seguridad o monitoreo, convirtiéndolas en los “ojos inteligentes” de las compañías.

Los emprendedores partieron con varias dificultades, y es que no hay peor momento para salir a vender una herramienta hecha para los espacios físicos de empresa, que cuando se desata una pandemia global que encierra a todos en sus casas. “Todos los negocios que teníamos se cayeron, pero solo terminó siendo un retraso, porque a mediados de 2020 salió nuestro primer cliente grande, precisamente por una oportunidad sanitaria”, explica Giovanni.

Resulta que la principal dificultad de los centros comerciales era controlar el aforo que la autoridad sanitaria permitía. Es por eso que cuatro de ellos, en Las Condes y Maipú, contrataron a Dual Vision para que permitieran a sus cámaras de seguridad medir en tiempo real la cantidad de personas que entraban y salían de sus instalaciones.

Después de esa aplicación, consiguieron otro fondo de KnowHub Chile para que las cámaras dieran alerta de cuando no se estaba respetando el distanciamiento físico o el uso de la mascarilla. De allí en más, ya son 20 clientes grandes y 527 cámaras que hoy usan la analítica de Dual Vision. Además, están incubados en el OpenBeauchef de la Universidad de Chile, y se sumaron a Giovanni Pais y Hans Starke dos nuevos founders: Juan Pablo Cáceres y Kevin Pinochet.

Usos y alcances

Según detalla Pais, su tecnología le permite a empresas desde medir aforos, cantidad de personas que pasan por un lugar, medir por cuales espacios o tiendas prefieren pasar, reconocimiento facial, contabilizar la cantidad de tiempo que una persona tarda en “x” proceso o trámite; hasta cosas más complejas, como activar métodos de seguridad si se desata un incendio en cierta sala o bodega, o detener faenas de construcción si una persona transita por una zona de peligro; y así, entre tantas otras.

“Nuestro modelo es un ‘computer vision as a service’, y si bien pretendemos ofrecer soluciones hechas, para llegar e integrar, también nos enfocaremos en aplicar herramientas customizadas para la necesidad de cada empresa”, dice el CEO de la startup.

Las aplicaciones de visión computacional (rama de la inteligencia artificial que permite a máquinas, mediante intrincados algoritmos, interpretar de manera confiable lo que ven), prácticamente no tienen techo. Y es que a medida que la tecnología y la internet de las cosas avanza, surgen nuevas y complejas interrogantes.

Un buen ejemplo son los vehículos autónomos, que deberán actuar incluso ante dilemas éticos. Si un auto que se maneja solo va por una calle de dos vías y se topa con un incidente que no le da tiempo a frenar y por tanto debe definir si entrar a la vereda por donde pasa un anciano, arrollar al vehículo de al frente, o cruzar a la otra vía por donde viene un niño, ¿Cuál decisión debe tomar?

A algo parecido se enfrentaron en Dual Vision, cuando participaron en las primeras pruebas de un bus autónomo en Chile, lideradas por el Ministerio de Transporte y Transdev. Allí, la startup desarrolló una herramienta para que las cámaras al interior del vehículo lograran identificar si se desataba una pelea o una emergencia dentro del bus, y así dar la señal para que se detuviera. El algoritmo se sofisticó al punto de poder distinguir entre forcejeos y golpes, con personas que se dan un abrazo. Diferencia sutil, que en el mundo de las máquinas y algoritmos es tremendamente compleja.

Futuro

En la startup confían en que se expandirán rápidamente. En parte, porque pese a que su tecnología tiene componentes de software y hardware, las empresas no necesitan cámaras ultra sofisticadas, sino que podrán utilizar cualquiera de los equipos convencionales por sobre los 2 megapixeles y que comúnmente están en todas partes. La mayor diferencia radica en si necesitan un alto procesamiento de datos en tiempo real, lo que requiere de un servidor dedicado, o todo lo demás que puede almacenarse en la nube.

Además de Chile, ya tienen presente su tecnología en México y están a la espera de concretar alianzas en Estados Unidos, Perú, Ecuador y Brasil. “Actualmente ya somos 10 personas en el equipo, y nos encontramos postulando a varios fondos, además de algunas aceleradoras de negocios. También estamos en proceso de aumento de capital, que debería concretarse pronto. El segundo semestre será muy activo para nosotros, cuando conozcamos los resultados de postulaciones, aceleradoras y las alianzas internacionales”, cierra Giovanni Pais.

Total
13
Shares
Previous Post

Cyberday: las mejores ofertas en tecnología

Next Post

#VCLatamSummit2022 La mujer en el ecosistema VC: “Aunque hay avances, hay pocas mujeres en el management de fondos”

Related Posts
Total
13
Share