El rostro del turismo: tres historias de emprendedores que dan vida a este rubro

El Centro de Emprendimiento Colbún (CEC), promueve y potencia a los emprendedores del área del turismo del destino Angostura del Biobío, en las comunas de Santa Bárbara y Quilaco, Región del Biobío.

Detrás de cada emprendedor hay una historia de lucha, dedicación y perseverancia. En ellos hay muchos anhelos y sueños cumplidos gracias a su entrega y pasión, que con el tiempo terminan impactando el desarrollo social, económico y cultural en sus territorios.

En esa línea, el Centro de Emprendimiento Colbún (CEC), promueve y potencia a los emprendedores del área del turismo del destino Angostura del Biobío, en las comunas de Santa Bárbara y Quilaco, Región del Biobío. 

Así lo explica Vanessa Verdugo, directora del Centro de Emprendimiento Colbún (CEC): “Angostura del Biobío comprende las comunas de Quilaco y Santa Bárbara. Es un destino turístico que, además de su belleza natural, se ha ido complementando de manera planificada y solidaria con la inversión en infraestructura de la empresa privada”.

Agrega que, “Buena parte de eso es el esfuerzo y perseverancia de emprendedores turísticos locales y el apoyo de la gestión municipal. Es por eso, que este día del turismo queremos destacar la fuerza y resiliencia de los empresarios turísticos que componen este territorio con tres ejemplos: Gaspar Fuentes, Luisa Ortega y Magdalena Ocampos, quienes día a día luchan por sacar sus negocios adelante”.

Domos Nelkewue

Debido a la falta de hospedaje en la zona, Gaspar Fuentes comenzó con su emprendimiento de una cabaña tipo domo. “Tuve muy buena aceptación por parte de los turistas, los que me fueron recomendando y así he podido seguir creciendo. Ahora ya cuento con tres domos con tinajas, terrazas, piscinas y áreas verdes con acceso al Río Biobío. En Domos Nelkewue estamos preparados para recibir a los turistas”, explica el emprendedor.

Lo más difícil para poder emprender, según cuenta Gaspar, ha sido contar con el dinero necesario para crear un complejo de alto estándar de calidad. “Al final la plata se consigue de alguna u otra forma para seguir dándole vida al emprendimiento. Además, los domos son unos espacios que llaman mucho la atención y la gente los busca”, agrega.

“Para mi contar con el Centro de Emprendimiento Colbún (CEC) ha sido muy valioso, sus capacitaciones, y la ayuda para participar en los proyectos que me he ganado con ellos, han sido fundamentales para seguir creciendo “, finalizó.

Rincón de Loncopangue

Luisa Ortega hace 18 años que partió emprendiendo cuando tenía a sus hijos pequeños y necesitaba trabajar. “En el sector donde vivo en ese tiempo no había muchas posibilidades de tener un empleo, tenía mis hijos pequeños y necesitaba demasiado trabajar, fue así, como empecé con un kiosco de 2×2 construido del material de un gallinero que estaba desarmando”, explica la emprendedora.

Para ella sin duda lo más difícil de emprender durante este proceso ha sido la lejanía de su negocio, además antes el camino era de tierra y había muy pocos habitantes en el sector.

“Llegó un momento incluso en que me tuve que ir a vivir a Los Ángeles por los estudios de mis hijos y durante la pandemia se dio la posibilidad de volver y seguir con el emprendimiento. Ya todo era distinto, se desarrolló mucho el turismo en el sector, los caminos estaban pavimentados y los proveedores llegaban al sector”, cuenta Luisa.

En su restauranteRincón de Loncopangue”, se encuentran comidas típicas como cazuela de pollo de campo, cazuela de cerdo ahumado con chuchoca y pescado frito. Un lugar rodeado con un hermoso paisaje y con sabores que solo se encontraran en la cocina de Luisa Ortega.

Pizzería Amiga Restauran

Madalena Ocampos partió con su negocio de pizzas en plena pandemia, realizando delivery por la zona. “Partimos haciendo entregas y luego nos transformamos en un gran restaurante, al principio fue difícil por el tema de los aforos productos del confinamiento”, explica la emprendedora.

Inicialmente, perdieron tiempo y dinero, ya que no lograban llegar a todos los lugares con las entregas. “Fue un verdadero problema cuando partió lo de la pandemia, pero seguimos y los clientes nos han preferido y se siguen pasando el dato. A nosotros nos diferencia que todo es preparado por nosotros, todo es casero y artesanal como las comidas, pizzas, helados, pasteles y cafetería, eso es un plus”, señala.

“Contar con la ayuda del Centro de Emprendimiento Colbún ha sido realmente importante para nosotros, ya que nos ha permitido capacitarnos sin ningún costo asociado para poder seguir creciendo”, agrega.

Pizzería Amiga Restauran, es el único local en la comuna que atiende los días festivos y domingos, algo que agradecen los turistas. Además, cuentas con una ubicación privilegiada, al estar frente a la Plaza de Armas de Santa Bárbara.

“Entre mis planes espero poder ampliar mi local y el giro de éste para seguir creciendo. Y el próximo año me proyecto con locales en la comuna de Mulchen y alto Biobío”, finaliza Magdalena.

Total
1
Shares
Previous Post

“Perfect match”: Podcast entregará claves para encontrar el trabajo ideal

Next Post

Trabajo, ventas y mecánica automotriz se unen en Entreprenerd Radio

Related Posts
Total
1
Share