El show temporal del Dr. Loki

Descartado como un ”desconocido” por Vulture, el progreso que ha tenido Tom Hiddleston con Loki como personaje del Universo Cinematográfico de Marvel ha sido a lo menos sorpresivo. Pasó de ser el hermano malvado de Thor a villano favorito, antihéroe a ratos y, gracias a “Loki”, la serie que acaba de finalizar en Disney+, una herramienta clave para tratar de explicar todo lo que ocurre tras las bambalinas temporales del MCU

¿Qué es eso? Luego de los eventos de “Avengers: Endgame” donde Loki versión NYC roba el Tesseract y da vida a una nueva línea de tiempo, su escapada lo lleva al TVA -Autoridad de Variación Temporal-, oficina burocrática que controla el paso del tiempo desde el inicio del universo hasta su misterioso final.

El futuro según el pasado según la TVA

Ese es el primer gran logro de “Loki”: interpretar visualmente, gracias a una estética vintage/futurista en tonos sepia, toda la burocracia que significa controlar el tiempo y el espacio. Es en esa Oficina de Partes Metafísicas donde aterriza el protagonista, primero en busca de un propósito glorioso, para después intentar sobrevivir a un mundo donde todos saben más que él.

Pese a ello, Loki no deja ser nunca el centro de atención. Y aunque entre Mobius (Owen Wilson siendo Owen Wilson) y She-Loki (Sophie di Martino rompiéndola) se turnan los focos narrativos, todo existe para dar explicaciones argumentales y sutilezas humorísticas que cuajan perfecto con la ya tradicional sensualidad caricaturesca del titular Loki.

Ese es otro punto para la serie: su reparto. Mucho rostro nuevo y un par de nombres indie/clásicos -Richard E. Grant como Ese-Otro-Loki fue un toque maestro-, generaron una interesante mezcla que sacó adelante la compleja tarea de darle gravedad operática a este ridículo universo de eventos nexus, mundos paralelos y líneas temporales mezcladas.

¿Se escribe Lokis o Lokies?

Todo, obviamente, intencional. Con Michael Waldron a cargo, el ex escritor y productor de “Rick y Morty” y “Community” da rienda suelta a todos los trucos para crear en “Loki” una versión más cínica y malévola de clásicos como Doctor Who, Inspector SpaceTime y el mismo Rick Sanchez, todos genios que de pronto no entienden dónde diablos se están metiendo.

Y aunque algunos podrían haber esperado algo más visceral de un personaje que además de pansexual, en algún lugar ficticio se transformó en un caballo para ser follado y procrear un caballo de ocho patas, el viaje de Loki por la zona espacio/temporal del MCU fue un asunto entretenido, visualmente único y objetivamente seductor.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post

Acciones en Chile, opción inversora de las más elegidas

Next Post

Banco Estado y Corfo lanzan nuevo crédito que busca potenciar proyectos de Economía Circular

Related Posts
Total
1
Share