Emprendimiento de reparto se plantea como el delivery aliado y económico de las pymes de redes sociales

La entrega o delivery ha sido una de las falencias o el gran problema que han debido enfrentar los pequeños negocios a la hora de subirse al carro del comercio electrónico, en medio de la actual pandemia, periodo en el que las compras por internet se intensificaron. Sin embargo, unos emprendedores se las ingeniaron para ir en ayuda de las pymes.

Así nació Repartos Santiago, ideado por Sebastián Cea junto a su socio Pablo Jofré, quienes diseñaron un sistema de entregas, con un servicio personalizado, rápido y económico para sus pares.

Desde un Ficus, tejidos artesanales o zapatos de diseñador, el “Mercado B” de las micropymes que encontramos a diario en redes sociales se reinventó durante esta pandemia. Claro es el ejemplo de las comunas de Puente Alto y Maipú, que han mostrado una proliferación de emprendimientos y una evidente tendencia en la población a comprar en estos pequeños comercios.

“Tenemos clarísimos cuáles son las comunas propyme en el Gran Santiago y manejamos estadísticas que nos alientan a seguir con un sistema de repartos más eficiente para un sector del comercio muchas veces postergado”, sostiene Jofré. Del boca a boca, Repartos Santiago ha logrado que alrededor de 800 emprendedores apuesten por esta alternativa de delivery y han entregado satisfactoriamente más de 12.000 encomiendas en un mes, además de generar una red de trabajo para una veintena personas entre Santiago y Valparaíso.

Ya no solo en la capital

Si bien como su nombre lo indica, esta apuesta inició sus despachos en la Región Metropolitana, actualmente su red ya alcanza al Gran Valparaíso y con intenciones de abarcar nuevas regiones. “La idea nació porque tengo un sex-shop y mi experiencia con las grandes compañías de encomienda es que me sentía invisible. Paquetes perdidos, platas sin devolver y ante algún problema una eterna espera sin solución, y por supuesto pérdida de confianza con mis clientes. Con Pablo vimos la oportunidad y estamos contentos de darle una solución a las pymes a un precio justo y un servicio personalizado”, expresa Cea.

En simple, el contacto se realiza por la página web repartossantiago.cl, Facebook o Instagram, se retira los paquetes que ya van rotulados con los datos de quien recibe y la entrega se realiza en un máximo de 48 horas. Cuenta con un sistema de rastreo online, que permite conocer el estado de tu encomienda y además como prueba de la entrega se envían fotos de un cliente feliz recibiendo su esperada compra.

¿Cuánto cuesta? Los precios van desde los $2.500 para las comunas del Gran Santiago,respetando el plazo de 48 horas. Para aquellas más alejadas como Talagante, Colina y Lampa las entregas se realizan los fines de semana, el valor aumenta mil pesos y para el Gran Valparaíso (Quilpué, Concón, Villa Alemana, Viña y Valparaíso) el precio es de $4.000 por encomienda.

No Comments

Post A Comment