Emprendimiento femenino se estanca en Chile pero mejoran incentivos, según estudio

Foto: Pixabay

Las mujeres empresarias prosperan en las economías más desarrolladas del mundo. Así lo demuestran los resultados de la segunda edición del Índice de Mujeres Emprendedoras de Mastercard.  Éste rastrea el progreso y el logro femenino en 57 mercados, que abarcan cinco regiones geográficas: Asia Pacífico, Europa, América Latina, Medio Oriente, África y América del Norte.

“Las mujeres emprendedoras han logrado avances importantes como dueñas de negocios alrededor del mundo. Sin embargo, no podemos ignorar la discriminación de género tradicional que continúa limitando el progreso. El Índice sirve como portavoz para inspirar cambios en los niveles económico, político y social, y empoderar a las mujeres a operar empresas exitosas y llevar vidas más enriquecedoras y satisfactorias” dijo Martina Hund-Mejean, directora financiera (CFO) de Mastercard.

Según el índice, los diez mercados con las mejores condiciones de apoyo y oportunidades más fuertes para que las mujeres prosperen como emprendedoras son:

  1. Nueva Zelandia – 74,2
  2. Suecia – 71,3
  3. Canadá – 70,9
  4. Estados Unidos – 70,8
  5. Singapur – 69,2
  6. Portugal – 69,1
  7. Australia – 68,9
  8. Bélgica – 68,7
  9. Filipinas – 68,0
  10. Reino Unido – 67,9

En general, el Índice sugiere que las mujeres emprendedoras parecen prosperar mejor en las economías más desarrolladas. Las dueñas de negocios de esos países pudieron aprovechar una reserva más grande de recursos de facilitación y oportunidades, incluyendo el acceso a capital, servicios financieros y programas académicos.

No obstante, el estudio indica dos excepciones clave a esa tendencia. Por ejemplo, los mercados desarrollados con fuertes condiciones de facilitación no son inmunes al sesgo cultural contra el emprendimiento femenino.

Japón mostró el declive más grande en puntajes en el Índice (55,4 a 51,1, 46°), arrastrado por una importante baja en los indicadores de actividades para mujeres emprendedoras (-30,9). Los hallazgos sugieren que se podría este fenómeno se podría atribuir a un discurso predominante que percibe a la mujer como inferior al hombre en ambientes sociales y corporativos.

¿Qué pasa con Chile?

En el Índice MIWE, Chile se posiciona en el lugar 28 con un porcentaje de 63.2 que se mantuvo desde 2017, mientras que en el indicador de mujeres dueñas de sus propios negocios se pasó del lugar 23 al 26 durante el último año.

Con respecto a los componentes más importantes del estudio, en el resultado sobre el avance femenino, Chile pasó del lugar 35 al 38 en 2018, manteniéndose con el mismo puntaje. Por otro lado, en el indicador que mide los activos de conocimiento y el acceso financiero, se avanzó en un número llegando al puesto 19 de la lista de los países estudiados.

En las condiciones de apoyo al emprendimiento femenino, se pasó del número 23 al 21 en el ranking, mostrando una tendencia positiva al cambio en la percepción que se tiene de las mujeres emprendedoras en Chile.

Brasil, Colombia, Costa Rica y México destacan en Latinoamérica

Un grupo de nueve países de América Latina fueron estudiados en esta edición del Índice Mastercard de Mujeres Emprendedoras. Si bien Costa Rica fue uno de los mercados con mejor rendimiento en el ranking global pasando del puesto 30 al 20, los resultados revelan que en Brasil, las mujeres se encuentran en una posición única, con los niveles más altos de participación femenina en las empresas.

Por su parte, Colombia reportó un alto nivel de mejora en el récord de participación femenina, en el desarrollo de nuevos negocios y en estructuras empresariales, ocupando un destacado segundo lugar en el componente que corresponde a los niveles de avance de la mujer. Con un puntaje de 53.5 superó a mercados líderes como Nueva Zelanda, Australia, Suecia, Canadá y Estados Unidos.

Datos de la OIT revelan que Colombia es uno de los tres únicos países en el mundo donde hay más mujeres que hombres en puestos gerenciales. Sumado a lo anterior, en comparación con los hombres, son más las colombianas que invierten en su educación superior. Este fenómeno se explica si se tiene en cuenta que la tasa de matrícula bruta de educación terciaria femenina es de 60,7% frente a 52,1% para los hombres.

 

 

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post

Emprendedor chileno crea metodología y herramienta para medir el nivel de madurez digital en las empresas

Next Post

“La Felsinea”: El dulce emprendimiento que busca llegar al extranjero desde Panguipulli

Related Posts
Total
0
Share