¿Fin a la presencialidad? Los factores que permitirán alcanzar el 100% de los trámites digitales en Chile

Según experto de la pasarela de pagos Kushki, en Chile se podría avanzar en una plataforma para conectar servicios del Estado y municipalidades a una central que procese pagos, similar al realizado por la empresa especializada en conectar métodos de pago, en otros países de Latinoamérica.

Lentas y burocráticas. Esa es la percepción que históricamente ha existido sobre las instituciones públicas y los trámites que se realizan a través de ellas. Sin embargo, la pandemia generó la necesidad de la mayoría de los países por modernizar sus estructuras, y el consecuente cambio de hábito en las personas, dice un experto, generó el clima propicio para impulsar una digitalización explosiva de los trámites del aparato estatal.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a los gobiernos les cuesta hasta 40 veces más un trámite presencial que un trámite digital. Además, al ciudadano le toma en promedio 5,4 horas hacer un trámite. Pero de manera digital, en cambio, puede llegar a tardar un 74% menos.

“En general en Latinoamérica, y particularmente en Chile, hemos visto una aceleración fuerte en los últimos años, en dirección a alcanzar el nivel de digitalización de países del hemisferio norte. Y aquí el escenario es óptimo por dos razones: la futura Ley Fintech establece mecanismos para agilizar las transferencias bancarias y además la experiencia del país en digitalizar la identidad de las personas, como el caso de Clave Única”, explica Waldo Uribe, gerente de arquitectura de producto de la pasarela de pagos latinoamericana Kushki.

Para el experto, es perfectamente alcanzable los estándares de países de la Unión Europea, que en promedio disponen del 81% de sus trámites de manera digital. O incluso de Estonia, país que digitalizó el 99% de sus trámites, medida que le permitió ahorrar hasta un 3% del PIB anual. Para Uribe, la alianza entre fintech y gobiernos facilitará que trámites como el permiso de circulación, transferencias de vehículos, inmuebles o trámites aduaneros, se realicen de manera sencilla y centralizada.

“En Estonia eso se facilitó entregando credenciales digitales de identidad a todas las personas desde que nacen. Aquí en Chile tenemos una Clave Única. Con eso, solo faltaría una plataforma para conectar servicios del Estado y municipalidades a una central que procese pagos”, destaca. ¿Es algo factible de realizar en Chile? El experto en pagos indica que sí, y toma como referencia dos proyectos realizados por la pasarela internacional de pagos, Kushki, que tiene presencia en el país.

EXPERIENCIA EN OTROS PAÍSES DE LATINOAMÉRICA

En el municipio de Guayaquil, y en tiempo récord, digitalizamos el impuesto predial, que debe pagar toda propiedad año a año. La experiencia fue muy buena, por lo que se extendió a otros trámites y desde el Gobierno decidieron disponibilizar una plataforma centralizada para que cualquier municipio se conectara y accediera a lo mismo. Fue un gran salto adelante a nivel territorial. La tecnología que integramos permitió intervenir de punta a punta, desde exponer los trámites e identificar al pagador y su servicio, hasta el pago, comprobante, conciliación y liquidación del dinero en las entidades”, sostiene el experto.

Por otra parte, en Colombia, Kushki digitalizó el proceso de obtención del Certificado de Tradición y Libertad, que otorga la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR). Este certificado es requerido para una serie de trámites en dicho país y entrega toda la información sobre un predio y sus titulares. Su demanda es alta: se emiten entre 23 mil y 75 mil certificados cada día, porque es requerido para comprar o vender un inmueble, aplicar a créditos hipotecarios, entre otras cosas. Al digitalizar el trámite, los usuarios de la SNR pudieron descargar su certificado, ahorrando tiempo y dinero en traslados hacia las oficinas. La obtención del certificado con este método tarda menos de un minuto.

Para Uribe, la modernización de los trámites notariales permitiría a nuevas startups o áreas del Estado digitalizar procesos que hasta ahora deben realizarse ante notario de manera física.

“Robusteciendo a la Clave Única y los sistemas de información, la identidad digital debiera permitir prescindir de la presencialidad más temprano que tarde. Tenemos la cancha libre para que todos los trámites no sólo sean digitales, sino que también automáticos, o al menos con un par de clicks”, cierra el experto.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post

Apta, el primer HUB liderado 100% por mujeres: Emma Chávez asume como nueva presidenta

Next Post

Accelerator 100+ en Chile: Abren convocatoria a startups para responder a cinco desafíos sustentables

Related Posts
Total
1
Share