Fintech de pagos Apipay inicia operaciones en Perú y prepara arribo a Colombia para 2023

La startup, nacida en 2016, ya cuenta con más de 5 mil puntos de venta entre Chile y Perú. En 2023 buscará llegar a México y Colombia.

A medida que crece la cantidad de terminales para pagos en comercios físicos, apps y métodos de compra, el total de transacciones electrónicas también aumenta a un ritmo exponencial: el año pasado en Chile se  registró un alza del 47% en el flujo de ventas digitales, según cifras de Transbank. Sin embargo, esa digitalización podría aumentar la brecha entre los comercios que integran las innovaciones y las que no, convirtiéndose en otro obstáculo a la hora de competir.

Con esa dificultad por delante es que nació en 2016 Apipay, un orquestador de medios de pago que facilita la integración de nuevos métodos de transacciones para negocios. Su fundador, Ariel Gahona, explica que “en ese momento existía un aumento considerable de pagos digitales en la industria, tales como tarjeta de crédito, débito, wallets, excedentes y distintas innovaciones emergentes. El problema de los comercios era que para disponibilizar esas opciones de pagos a los clientes de una manera omnicanal,  donde además se requería equipos de desarrollo, infraestructura, especialistas en integración y medios de pagos; implicaba un alto costo operacional para las empresas”.

La plataforma se levantó como un orquestador 100% en la nube, que permite que cualquier comercio, a través de una simple API, pueda conectarse a todos los medios de pago disponibles en el país sin necesidad de equipo técnico ni hardware para realizar conciliaciones.

Según Gahona, el hecho de que Apipay no cobre porcentajes por transacción, permitiendo a los comercios mantener sus contratos con los medios de pago para mantener los beneficios de las marcas, negociar sus condiciones y concentrar la conciliación en una sola plataforma, es lo que ha facilitado su rápida expansión. De hecho, la startup ya está presente en más de 5 mil puntos de venta en el país.

El ejecutivo de la fintech señala que “los comercios se pueden cambiar con distintas opciones de pagos según la mejor oferta y comisión, pero requieren trabajo arduo para cambiarse a otro sistema y no es sencillo desde el punto de vista tecnológico. Nuestro modelo sirve para que haya flexibilidad a la hora de si quiere elegir un sistema u otro, porque nos conectamos a través de terminales de pagos, plataformas web, transferencia o débito directo, wallet y otras instituciones financieras”.

Salto a Latinoamérica

El éxito alcanzado en los cortos tres años que lleva de operaciones le permitió a Apipay este 2022  arribar a Perú, donde ya funcionan como orquestador de pagos con marcas importantes como Lippi, North Face, Columbia, Marmot, Banana Republic, Surprice, GAP, entre otros.

“En Chile tenemos como desafío crecer aún más, pero entendemos que en Latinoamérica es aún mayor la necesidad de digitalización en comercios y adopción de pagos electrónicos. En ese sentido, creímos que Perú era un mercado ideal, y en 2023 esperamos arribar también a Colombia”, enfatiza el CEO de Apipay.

El emprendedor también es fundador de la startup I-Tam, una de las herramientas precursoras en Latinoamérica que permite automatizar la conciliación de pagos en comercios. Y no es al azar, ya que con ambas busca ofrecer una solución completa para los negocios: la parte operativa de las transacciones con Apipay, y el control financiero de los ingresos de un comercio con I-Tam.

Según detalla Gahona, la complementación entre orquestador de pago y conciliador son los que permitirán el ingreso de tecnologías de pago emergentes al comercio tradicional, como lo son el caso de las monedas digitales. 

Total
1
Shares
Previous Post

Especial trabajo: selección de PC y notebooks según la pega

Next Post

Los plegables no paran: Find N2 de OPPO dice ser el más ligero del mundo

Related Posts
Total
1
Share