Franklin Burgers: Hamburguesas con actitud en un barrio histórico

Al chileno le gusta comer bien. Un buen plato de contundente comida, ya sea la cazuela mítica de la abuelita o un buen sándwich y que tenga sabor. En esa línea, en los últimos dos años se ha vivido una irrupción de establecimientos dedicados a las hamburguesas como La Burguesía, La Tegualda y Uncle Fletch. Ahora se suma Franklin Burguers. ¿Su principal diferencia? su preparación y que –literalmente- está en el medio del barrio Franklin, a pasos del persa Bío-Bío. Esta es su historia.
Franklin Burgers, Tom Tondreau, Andrés Morales & Matías Puelma / Fotografía: WowFactor, agencia de comunicación para emprendedores

Al chileno le gusta comer bien. Un buen plato de contundente comida, ya sea la cazuela mítica de la abuelita o un buen sándwich y que tenga sabor. En esa línea, en los últimos dos años se ha vivido una irrupción de establecimientos dedicados a las hamburguesas como La Burguesía, La Tegualda y Uncle Fletch. Ahora se suma Franklin Burgers. ¿Su principal diferencia? su preparación y que –literalmente- está en el medio del barrio Franklin, a pasos del persa Bío-Bío. Esta es su historia.

Ubicado en la calle Ingeniero Obrecht 2119 (entre Bío-Bío y Franklin), el negocio es el emprendimiento de tres jóvenes profesionales, Tom Tondreau (34), Andrés Morales (34), ambos publicistas y Matías Puelma (32) economista. “Decidimos hacerla ahí porque es un lugar con historia, el mercado matadero y el persa son lugares cargados de realismo y autenticidad”, explican sus creadores.

Montado sobre un remolque, muy al estilo FoodTruck, su apuesta es simple: ser una hamburguesería al alcance de todos, con un producto de alta calidad, con los mejores ingredientes posibles (sus carnes y quesos vienen de la octava región del Bío-Bío), productos locales, “no es necesario salir del país para encontrar buena materia” acotan. Y si bien se asesoraron por algunos chefs al momento de buscar las recetas, al final prefirieron dejarse guiar por su intuición de cómo debe ser una buena hamburguesa.

Su oferta se divide en cuatro sándwiches: La Franklin “Clásica” que es muy similar a que hay en muchos locales: carne, queso mantecoso, lechuga, cebolla morada, tomate y pepinillo. “La Distinta”, que se diferencia precisamente por llevar espinaca, queso azul, tocino y cebolla acaramelada. Luego está “La Picante”, que según sus dueños “sólo pica una vez”, por llevar ají verde encurtido. Finalmente está “La Yankee” que es un homenaje a quienes inventaron las “burguers” que lleva queso cheddar, tocino, lechuga, pepinillos y una salsa tipo barbecue con sabor ahumado.

Por lo pronto, Franklin Burgers (@Franklinburguerschile en Instagram) abre sus puertas los sábados y domingos desde las 12:00 hasta que no quede ninguna hamburguesa en su cocina. Están súper dispuestos a participar de eventos y presentar su magia en ferias. Son una excelente excusa para ir un día a cachurear al persa Bío-Bío. Dato calado.

 

Total
0
Shares
1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Postula ahora a los cursos gratuitos +Capaz 2016 en todo Chile

Next Post

¿Cómo lo hiciste tú? El 88% de los emprendimientos en Chile se financian con ahorros propios

Related Posts
Total
0
Share