La Rokita: el macetero inteligente creado por emprendedores capaz de replicar el ciclo solar

Un equipo de jóvenes ingenieros diseñó un macetero inteligente capaz de vencer hasta el departamento más pequeño y peor iluminado.

Con un característico diseño biselado, un contenedor de agua modular, interfaz touch y luz programable; un equipo de jóvenes ingenieros, liderados por Valentina Lepe, diseñó un macetero capaz de vencer hasta el departamento más pequeño, peor iluminado y al propietario más descuidado. El desarrollo tecnológico se realizó íntegramente en Chile, incubado por OpenBeauchef, y hace pocos meses comenzó a comercializarse.

Las grandes ciudades, hoy en día, son sinónimo estrecho de crecimiento vertical. El fenómeno, ideal para aprovechar cada metro cuadrado de espacio disponible y convertirlo en habitable, también trae consigo problemas para la vida cotidiana. Por ejemplo, mínimos espacios para el teletrabajo, malas condiciones de ventilación y aislamiento o, incluso, la imposibilidad de algo tan simple como que crezca una planta.

Tomando esa reflexión, cinco emprendedores, todos ingenieros egresados de la Universidad de Chile, crearon un macetero inteligente capaz de imitar los ciclos solares y hacer crecer plantas sin importar el tiempo que se dedique al cuidado, el espacio ni la iluminación del mismo. Al desarrollo lo bautizaron como la Rokita inteligente.

En estricto rigor, el macetero es el primer desarrollo de Mekero, nombre del emprendimiento que montó el equipo y que hasta ahora ha ganado dos fondos de Corfo, junto al apoyo e incubación de OpenBeauchef y el FabLab de la U. de Chile.

En entrevista con Entreprenerd.cl, Valentina Lepe cuenta que el macetero nació de dos circunstancias bien particulares. La primera, es que la entonces estudiante de ingeniería sufrió un shock importante luego de tener que volver de una estadía en el sur de Chile, lo que la llevó a la necesidad de crear su propio huerto. Pero el detonante, para ser exactos, fue el profesor de su ramo de emprendimiento en la universidad, quien, mientras buscaban la idea del proyecto final para aprobar el ramo, se despachó una frase. “A mí siempre se me quema la mata de albahaca cuando intento plantar, no hay caso”.

Valentina Lepe

Tras enfocarse de lleno a la idea de un macetero inteligente, como resultado obtuvieron un recipiente con un estanque modular, el cual tiene un sensor que advierte si falta agua; un módulo para el sustrato y un panel touch que controla la luz de 5 watts según tres tipos de fase lumínica (luz continua para época de brote y dos niveles que sopesan entre mayor claridad o sombra).

“La Rokita está pensada sobre todo para la vida en grandes ciudades, porque partimos de tres premisas. La primera es el tiempo, porque el ritmo agitado hace imposible que te preocupes de todo; después está el conocimiento, porque si bien las plantas dan señales de lo que les ocurre, ya perdimos esa conexión con la naturaleza que nos permite codificarlo; y finalmente está el espacio, con departamentos muy chicos o con mala iluminación que te impide tener ciertas plantas”, explica Lepe.

Según explica la emprendedora, la Rokita posee un sensor que indica cuándo falta agua en el estanque, aunque en promedio el recipiente se mantiene por dos semanas sin necesidad de rellenado. Además, el macetero debe estar siempre enchufado, pero desde Mekero explican que el gasto energético calculado es de $300 mensuales en la cuenta de luz.

El socio de Lepe es Cristóbal Beltrán, ingeniero que en gran parte se encargó de la electrónica en la Rokita. Uno de los mayores quebraderos de cabeza fue el voltaje, los períodos de luz y cómo hacer que el sistema fuera lo más simple y sofisticado posible. Además, cuentan que la pandemia los obligó a buscar por aquí y por allá, ya que comenzó a escasear el filamento para sus impresoras 3D y los componentes electrónicos importados desde China.

El equipo en total son cinco, que incluyen además de Lepe y Beltrán. Daniela Burgos (diseñadora industrial y Andrea Concha (publicista), junto al apoyo del ingeniero agrónomo, alejandro Martinello.

“Hace una semana ganamos el Semilla Expande y queremos usar ese impulso para seguir haciéndole mejoras a la Rokita. Nos encanta pero siempre puede ser mejor. Además queremos lanzar una nueva versión con capacidad para muchas más plantas”, añade Lepe.

A la fecha, son cerca de 60 Rokitas (que incluyen el sustrato y una planta a elección) las que se han vendido, principalmente desde algunos marketplace y del Instagram de Mekero. Una de las metas a corto plazo de los emprendedores es definir un modelo para producir los maceteros de manera escalable.

Cristóbal Beltrán, ingeniero y cofundador de Mekero.
Total
9
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post

Cómo establecer una pyme en EE.UU. e invertir en tiempos de pandemia

Next Post

Google I/O presenta Android 12: Una experiencia más expresiva, dinámica y personal

Related Posts
Total
9
Share