Mercado de criptomonedas chileno es la primera plataforma carbono neutro del mundo

Hace unos pocos días, uno de los emprendimientos tecnológicos chilenos que más ha dado que hablar a nivel Latinoamericano, logró un hito sustentable: se convirtió en ser el primer negocio en su tipo, a nivel global, en ser carbono neutro. ¿Cuál es la relevancia dirá usted? Bueno, hablamos de Buda.com, criptomercado nacido en nuestra larga y angosta franja de país, quienes al lograr esta certificación podrán compensar cerca de 1.800 toneladas anuales de contaminación vía Dióxido de Carbono durante el 2020.

Esto es relevante porque este mercado, el de las criptomonedas, requiere amplios insumos de electricidad (algo así como 80 TWh anuales, cifra no menor ya que corresponde al consumo de países del tamaño de Filipinas o Bélgica). El proceso comenzó en  2019 cuando Buda.com decidió buscar la manera de  ayudar a mitigar el impacto ambiental de la red Bitcoin y de su propia operación diaria.

En este punto, midieron y compensaron su huella de carbono, obteniendo el certificado CarbonNeutral®; al mismo tiempo desarrollar un mecanismo para que sus clientes que retiren criptomonedas de la plataforma, puedan neutralizar la generación de dióxido de carbono de éstas, haciendo un aporte a la fundación Legado, la que está protegiendo territorios naturales en peligro en el sur de Chile.

EN PALABRAS SIMPLES

La plataforma chilena es la primera plataforma de criptomonedas en adoptar este tipo de funcionamiento en el mundo. Para esto tomaron una serie de cálculos desarrollados por especialistas, como el Cambridge Bitcoin Electricity Consumption Index de la Universidad de Cambridge, The Carbon Footprint of Bitcoin de la universidad de Munich y el Bitcoin Energy Consumption Index de Digiconomist.

Con eso, se estima que durante este 2020, Buda.com y sus clientes estarán ayudando a compensar cerca de 1.800 toneladas anuales de contaminación vía Dióxido de Carbono, un equivalente a mil ochocientos viajes de un pasajero en avión -ida y vuelta- de Barcelona a Copenhague; lo que se genera para producir poco más de 8.5 millones de kilos de papas o cerca de 2 millones de kilos de pan. Visto de otra forma, es ahorrar la emisión de casi mil vehículos medianos a bencina durante un año

¿Cómo Funciona?

El sistema contempla que para mitigar el impacto medioambiental de los retiros de bitcoins, ya sea por la transacción completa (lo que cuesta alrededor de USD 1.3 dólares), como por una fracción de ella (con un adicional de USD 0.65 dólares el 50% del movimiento digital), estos  dineros serán donado íntegramente a la fundación Legado, quienes ya están desarrollando un proyecto de recuperación de la cuenca del río Maullín, cercano a Llanquihue.

Esperamos que todas las empresas del mundo, y también las de criptomonedas, se sumen a esta iniciativa. Y también que los clientes comiencen a exigir que las empresas a quienes compran cuenten con algún mecanismo para mitigar su impacto al medio ambiente, logrando así un mundo más sustentable”, sentenció el fundador de Buda.com, Guillermo Torrealba.

No Comments

Post A Comment