Moon Knight: un confuso y psicótico inicio

Si es por tono y temática, resulta evidente que el universo de series que ha estrenado Marvel en Disney+ busca ampliar el espectro para llegar a una audiencia masiva. Si primero “WandaVision” transformó el trauma de Maximoff en una suerte de drama familiar, y después “Hawkeye” abrazó la clásica comedia de la pareja-dispareja, “Moon Knight”, que estrenó su primer episodio esta semana, parece apuntar a algo más siniestro, mezclando thriller psicológico con el misticismo egipcio.

Esto es bastante lógico, considerando la bio del personaje creado para las páginas en 1975: un ex soldado que sufre de Trastorno de Identidad Disociativo, o personalidades múltiples. Y aunque esto suene a spoiler -no lo es, pues es información que está en todos lados- el misterio no está en esa realidad, sino en cómo diablos ocurrió todo esto, ruta dramática que seguramente variará un poco del comic, considerando los nexos que deben modificar para que tenga algo de sentido con el resto de los personajes del MCU. 

Grant hablando con Spector, se supone.

Lo que no cambia es el conflicto principal de Steven Grant  -Oscar Isaac, que sigue sumando bonos nerd-, pusilánime vendedor de regalos de un museo que debe lidiar con su disociativa  realidad que, aunque parece venir de antes, lo golpea más fuerte que nunca en el primer episodio: amanece amarrado a un poste en su casa y rodeado de un círculo de arena.

Ese es el primer gran valor de la serie: cómo muestra visualmente el mundo interno de un tipo que de vez en cuando se transforma en otro y no recuerda que ocurre con su vida paralela, pese a que paga los platos rotos del mercenario llamado Marc Spector, el titular Moon Knight y quién sabe que más.

En medio está metido el misterioso Arthur Harrow, papel que en manos de Ethan Hawke gana en intriga y atractivo. Como líder de una secta que sigue a la diosa egipcia Ammit, se entiende que hay algo entre dicha deidad y Moon Knight, personaje que en realidad es la encarnación terrenal del ficticio dios Khonshu.

A ti te sigo hasta el infinito y más allá, Ethan.

Eso hace que “Moon Knight” sea algo así como una serie de nicho. Si, es Disney, pero esto no es “Encanto”. Tampoco es un tratado sobre el efecto de los trastornos psicológicos en un individuo, pero toca esos temas. Y al menos en este primer episodio hubo acción, sangre y algo de terror, todo asociado a cultos y deidades que giran en torno a un trastornado experto en egiptología.

Si eso es lo suyo, un dato: véala de noche. Me lo agradecerá. 

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

PAaaS: Startup chilena crea innovación digital para hacer más eficiente y económica la agricultura

Next Post

Logicalis e IBM colaboran para acelerar la adopción de 5G en empresas de América Latina

Related Posts
Total
1
Share