North Cases: Emprendimiento femenino al poder

María Carolina Troncoso / Fotografía: NorthCases.cl

Todo emprendimiento se ve influenciado por causas externas que impulsan a que la idea y las ganas de generar un negocio propio terminen siendo realidad. La falta de trabajo o la insatisfacción con el mismo, la necesidad de recursos y hasta una relación fallida pueden ser catalizadores de una experiencia que, puede terminar siendo un éxito o un fracaso. La historia de North Cases tiene un poco de todo esto y más.

María Carolina Troncoso, oriunda de Vallenar decidió venir a vivir a Santiago por amor. Fue entonces cuando se dio cuenta que las ofertas de trabajo como ingeniera no estaban ala altura de sus expectativas y, junto con su pareja en esa época, decidieron comenzar con un negocio que tuviera alta demanda pero poca oferta en el país.

“Nuestro negocio es el diseño y fabricación contenedores o cajas especiales ligeras (flight cases) y resistentes que se emplean para el manejo y transporte, de forma segura, de diversos materiales y equipamientos que requieren una determinada protección en condiciones ambientales y de transporte especiales. Proveemos de un producto único en el país de excelente calidad y totalmente personalizado para cada cliente y siempre al mejor precio. Nuestro objetivo es entregar un producto a medida y de excelente calidad por el mismo precio que un estuche genérico”, explicó María Carolina.

¿Cuáles fueron los principales obstáculos para iniciar North Cases?

“Cuando nace una idea, tu mente te muestra todos los obstáculos, así que creo que ese fue el principal. El poder confiar que esto si o sí lo crearíamos. Luego fue el tema económico, y ahí fue cuando postulamos a Capital Abeja Emprende SERCOTEC, quien nos entregó el financiamiento para maquinaria e insumos. Yo por mi parte contaba con ahorros de mi trabajo anterior y los puse a disposición de este sueño. Luego nos faltaba el taller y para ahorrar construimos, con el uso de tutoriales el galpón, en el terreno de una amiga quien me facilitó el espacio”.

¿Quiénes trabajan? ¿Qué hacen?

“Actualmente somos un equipo de 2 personas, incluida yo. Mi trabajo está en toda la cadena productiva, desde la generación de la oportunidad de venta hasta el servicio de post venta, el manejo de redes sociales ,etc. La persona que colabora conmigo, se dedica principalmente a dimensional el material y armado del producto”.

Durante la ejecución del negocio ¿Qué problemas han surgido, y qué aprendiste de esto?

“Para mi el principal problema fue el termino de la relación, pues significó quedarme sola en algo que habíamos partido juntos. Hubo un periodo de mucho bloqueo y de conversaciones por no sentirme capaz de manejar lo necesario para sacar el emprendimiento adelante. Sin embargo, hubo gente que estuvo ahí para apoyarme y confiar en mi, que me encomendó pedidos y esa fue la oportunidad de mostrarme a mi de lo que era capaz. En mi primer pedido sola, el gran desafío fue aprender a ocupar las máquinas y herramientas, pero echando a perder se aprende. Hoy ya para mi es hasta relajante”.

¿Cuáles son los planes en el corto plazo?

Hoy nuestro plan a corto plazo es poder emplazarnos en un espacio mas amplio, pues el taller donde partimos ya se nos hizo pequeño. Eso implica salir de Santiago y volver a mi ciudad de origen donde tengo espacio suficiente para emplazar un proyecto de esta envergadura. Santiago es una ciudad con altos costos de terreno y construcción, además de estar saturada. Creo que esta es una excelente oportunidad de descentralizar la actividad productiva y generar oportunidades de negocio en regiones”.

¿Qué consejo podrías dar a otros emprendedores del mismo y otros rubros?

Que confíe en sí mismo. Nadie parte un sueño con todo lo necesario y seguro, al contrario, es un terreno desconocido, pero en él encuentras lo necesario para seguir avanzando día a día, tanto recursos como personas, siempre hay alguien dispuesto a apoyarte. Cuando ves el camino recorrido te das cuenta que vale completamente la pena, y no solo a nivel económico, sino a nivel de crecimiento personal. Yo trabaje durante 4 años para una transnacional con un sueldo excepcional, pero no tenia calidad de vida. Hoy con éste y otros emprendimientos en paralelo que he iniciado, tengo la posibilidad de manejar mis tiempos y dedicarme a las cosas que mas amo: mi familia, mis amigos y en nuevos sueños”.
Puedes encontrar a North Cases en su web www.northcases.cl

“Nuestro negocio es el diseño y fabricación contenedores o cajas especiales ligeras (flight cases) y resistentes que se emplean para el manejo y transporte, de forma segura, de diversos materiales y equipamientos que requieren una determinada protección en condiciones ambientales y de transporte especiales. Proveemos de un producto único en el país de excelente calidad y totalmente personalizado para cada cliente y siempre al mejor precio. Nuestro objetivo es entregar un producto a medida y de excelente calidad por el mismo precio que un estuche genérico”, explicó María Carolina Troncoso, fundadora NorthCases.

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Ahora las emprendedoras tendrán su propio cowork en Santiago

Next Post

¿Quieres trabajar emprendiendo en Corfo?: Ésta es la oportunidad para comenzar el 2017

Related Posts
Total
0
Share