Participaron más de 30 proyectos en iniciativa público-privada: dos respiradores mecánicos “made in Chile” comenzarán pronto a fabricarse

La innovación local para la lucha contra la pandemia del coronavirus.El Ministerio de Ciencia y Corfo entregaron el primer balance del proceso colaborativo que ha permitido el desarrollo y validación de ventiladores mecánicos de emergencia construidos en nuestro país a través de la plataforma “Un Respiro para Chile”.

Tanto el ministro de Ciencia, Andrés Couve, como el vicepresidente de Corfo, Pablo Terrazas, destacaron la gran convocatoria de la comunidad de innovación para la fabricación nacional de ventiladores de emergencia, y la coordinación con el Ministerio de Salud, Ministerio de Economía, además del apoyo del sector privado a través de la Plataforma de Adopción Tecnológica SiEmpre.

“En un tiempo récord de solo dos meses, la comunidad de innovación nacional, universidades, emprendedores y las Fuerzas Armadas, avanzaron para responder al déficit de ventiladores de emergencia frente a esta pandemia. Tras el levantamiento de 35 prototipos en todo el país, hoy día tenemos los primeros ventiladores prácticamente en etapa de fabricación, que han superado con éxito las distintas fases del proceso inédito de validación técnica, preclínica y clínica que generó esta plataforma”, dijo Couve.

Además, el ministro agradeció la colaboración de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (SOCHIMI) en la creación de un protocolo junto a la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH), la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia (SOCHIMU), al Consejo Multidisciplinario de Facilitación de Gestión Crisis Covid-19, al Comité Experto y a la Universidad de Valparaíso, la Universidad Católica y la Universidad de Chile por facilitar sus dependencias en cada una de las fases de validación.

En tanto, Alan García, director de Sofofa Hub, parte de la Plataforma de Adopción Tecnológica, destacó que “la experiencia nos ha demostrado que en Chile existen capacidades reales para desarrollar y producir tecnología de manera colaborativa y eficiente, las que sin duda podrían llevar a la creación de nuevas industrias a futuro”.

El proceso de validación y próximo escalamiento de los proyectos de ventilación de emergencia desarrollados en Chile han sido apoyados por instituciones públicas y privadas: el Fondo de Adopción Tecnológica SiEmpre apoyó con fondos a cinco equipos para la fase de validación y está a la espera de los resultados de las pruebas clínicas para definir su apoyo para producción, Corfo abrió un fondo de $800 millones para el escalamiento de ventiladores mecánicos, y también se han sumado empresas como las filiales del grupo ISA en Chile, que apoyó la iniciativa Asmar-UdeC, con 100 mil dólares para su fabricación.

En fase final

En la instancia, representantes de la empresa DTS, ENAER y Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile (FAMAE) presentaron los avances del ventilador mecánico de emergencia Neyün, dispositivo que se encuentra en su última etapa de validación clínica en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Eduardo Aedo, gerente general de DTS destacó que en el desarrollo de este “el proceso de validación que estableció un Respiro para Chile, con pruebas en estas tres universidades, fue muy determinante y útil para nosotros. Nuestra experiencia médica consistía en calibrar equipos médicos, no en fabricarlos ni repararlos, pero nos dimos cuenta de que las empresas de Defensa estamos acostumbradas a trabajar con empresas internacionales con estándares de calidad muy elevados, que en esta ocasión utilizamos para hacer innovación”.

Finalmente, el ministro Couve destacó que junto a Neyün, el proyecto impulsado por la Universidad de Concepción y Asmar finalizó hoy su etapa de validación. “Estamos a unas pocas semanas de que se pueda hacer entrega de los primeros ventiladores fabricados en Chile, el prototipo diseñado por la U. de Concepción y Asmar culminó la fase clínica, atravesó todo este proceso de validación y hoy día está entrando en una fase de escalamiento. Esperamos que en tres semanas se puedan empezar a producir cerca de 25 unidades semanales y podamos llegar a tener 100 ventiladores”, sentenció.

No Comments

Post A Comment