Por qué Warner Bros. decidió guardar en el cajón a “Batgirl”

En una movida que sorprende -aunque ni tanto-, la gente detrás del estudio que produce las grandes cintas de DC Comics decidió cancelar el estreno de un proyecto que costó 90 millones de dólares. ¿Por qué? Pase y lea.

Decir que la historia entre DC y Warner ha sido una constante ensalada de problemas varios es subvalorar el asunto. A saber: luz verde al Snyderverse, Joss Whedon en la Liga de la Justicia, los bigotes de Superman, Escuadrón Suicida 2.0, luz roja al Synerverse, Ezra Miller. 

¿El problema? Cuando parece que tienen el asunto controlado viene algo que echa todo por la borda. Eso parece ser el caso de “Batgirl”, un proyecto que lleva años dando que hablar, ya sea por el casting de la titular heroina, la aparición de J.K. Simmons como el Comisionado Gordon del canon Snyder, e incluso el retorno del mismísimo Brendan Fraser como el villano Firefly.

Y si muchos quedaron algo estupefactos cuando el proyecto no tuvo ni mención en la ultima Comic Con en San Diego, esta semana se confirmó que todo se fue al tacho de la basura cuando Warner Bros emitió un comunicado tan simple como claro:

La decisión de no estrenar Batgirl es un reflejo del cambio estratégico directivo relacionado con el Universo DC y HBO Max”, según The Wrap, en referencia a que la llegada de David Zaslav como CEO de Warner Bros. Discovery, nueva empresa creada tras la unión de la clásica Warner y Discovery Inc., cambió varios planes internos, entre ellos, reducir el énfasis a HBO Max y dejar los grandes estrenos de la DC solo en el cine.

¿Batgirl? Nació como proyecto para la plataforma de streaming, el que no tenía cabida en el esquema de Zaslav pese a que sí conectaba con el mundo DC existente. Incluso en su momento se comentó una suerte de crossover entre esta Batgirl y Harley Quin de Margot Robbie, algo que por ahora parece quedar en el olvido. 

Pese a ello, desechar millones de dólares en producción suena algo antojadizo. Por eso el otro argumento que se maneja es un tema impositivo: como explican en Deadline, en medio de una crisis económica no menor, la unión con Discovery Inc. permite una excepción de impuestos si es que la nueva empresa decide desechar cualquier proyecto pasado y no incluirlo como bien en el nuevo modelo. 

Eso explica que, para recuperar mejor el dinero invertido resulta mejor desechar estos proyectos y no lanzarlos, reduciendo un poco la carga futura del estudio, que según las fuentes esta en un hoyo de unos 3 mil millones de dólares. 

Otro motivo -el que en ningún caso es excluyente- tiene que ver con la calidad del producto. Según el NY Post la cinta era de frentón mala, desde el casting hasta los vestuarios. 

Y aunque DC ha estrenado pelis malos antes, según las fuentes mencionadas por el medio indican que la calidad y el desastre -ahora evitado- hubieran sido catastróficos para el proyecto en conjunto. 

Por el momento se descarta que vaya a haber nuevas cancelaciones de último momento -Aquaman 2 y The Flash siguen en pie- pero si podría alterarse la estrategia de otros proyectos como “Blue Beetle” y “Black Canary”, al menos en lo que a tipo de estreno se refiere, pues la nueva dirección pretende alimentar el cine tradicional por sobre los esfuerzos del streaming, algo que ha quedado de manifiesto con la baja en las cifras de Netflix y su efecto en la industria.

Total
5
Shares
Previous Post

¿Qué son y cuál es la importancia de los Venture Capital en los emprendimientos chilenos?

Next Post

Tras crecer 1.300%: Orionx se expande a Perú y prepara arribo a México para conquistar el mercado cripto en Latinoamérica

Related Posts
Total
5
Share