Se busca gente: la campaña de Softserve en Chile

Nacida como una desarrolladora de software en Lviv, Ucrania, esta consultora internacional dio sus primeros pasos pensando en ser un hub de talento en IT. Y en eso andan en Chile: buscando potencial humano para capacitarlos en diversas áreas.

Desde la completa ignorancia, es difícil entender bien qué es lo que hace Softserve. Al menos en su último evento en Chile, el foco completo de la empresa es “reclutar gente”. Específicamente, profesionales que pueden ser de TI o no, pero gente que busca un camino profesional más relacionado a la tecnología y el desarrollo. Y que sepan inglés.

Recién ahí uno comienza a entender el concepto: buscar personas interesadas y capacitarlas en el mundo de la tecnología y el desarrollo de software para que trabaje para ellos. O para otros.

Gente con estos perfiles, entre otros. Y sí, todo está en inglés.

“Venimos a crear trabajo” dice formalmente Jaime Oviedo, country manager para Chile de Softserve, esta consultora tecnológica internacional -entre otras cosas-, que lleva unos cuantos meses instalada en Chile, paso final de un aterrizaje en la región que se vio retrasado por culpa de las estrictas medidas Covid instauradas.

Pero eso ya quedó atrás y como dijo en septiembre Chris Baker, Chief Executive Officer de SoftServe, “nuestras oficinas en América Latina conectarán mejor a nuestros clientes con los mejores talentos de la región y respaldarán de manera más eficiente las operaciones dentro de estas zonas horarias”.

Lo que realmente hacen

Según su entrada en Wikipedia, Softserve es una compañía de tecnología especializada en consultorías y desarrollo de software. ¿En qué campos? Big Data, Internet de las Cosas, cloud computing, DevOps, ecommerce, ciberseguridad, diseño de experiencia y salud.

Y si bien comenzó como un empresa de desarrollo de software más, a cargo de dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Lviv en Ucrania, su foco inicial en el constante aprendizaje de ese campo de trabajo, y su asociación con el Centro de Incubación del Instituto Politécnico Rensselaer, le generó un extra muy significativo: educar de manera actualizada y constante a sus colaboradores, los que forman una suerte de comunidad de especialistas.

“Al nacer con una base universitaria Softserve partió con una visión formativa con foco en las personas. Esa es la misión: potenciar clientes y personas no para ser los líderes de algo, sino que entregarle herramientas valiosas para que cambien el mundo. Eso ha sido así desde sus inicios”, cuenta Oviedo.

Y aunque su extensión a Latam tiene que ver con la conocida urgencia del campo TI de encontrar especialistas en todo el mundo, el ejecutivo insiste en que la idea, y su razón de ser en Chile, va por el lado de la comunidad Softserve.

“A nosotros nos funciona un modelo donde entrenamos gente y formamos comunidad. Eso nos beneficia a largo plazo igual. Y por eso invertimos en la gente, en la comunidad, para que ojalá sigan trabajando con nosotros para entregar el servicio a clientes como Cisco y otros”, agrega Oviedo.

Estos clientes. Todo en inglés.

El modelo

Con distintas formas de captar la atención – desde su sitio web hasta lugares más especializados como LinkedIn y otros- Softserve recluta posibles colaboradores en base a su experiencia, pero siempre pensando en la posibilidad de entregarles herramientas para mejorar su trabajo en TI.

“Llegan muchas personas que no tienen experiencia en TI pero quieren aprender, o estudiantes sin experiencia previa. Nosotros les damos cursos gratis y formación en general y le buscamos trabajo”, explica Oviedo.

Formalmente, Softserve posee un sitio web donde van apareciendo distintos proyectos para trabajos con muchas especializaciones. ¿La idea? Encontrar en el colaborador la mejor opción y, si tiene alguna carencia en algo específico, Softserve se encarga de capacitar

“En el mundo tenemos 15 mercados laborales, y en distintas especializaciones tecnológicas. Y como tenemos acuerdos con varias empresas, nosotros especificamos la oferta, independiente de si es crear juegos o probar una plataforma. El tener este enorme campo laboral nos entrega mucha oferta y alta demanda”, agrega,

Y como el gran pero en estas pegas es el inglés, y todos coinciden que es urgente encontrar profesionales de verdad bilingües, Softserve se encarga da hacer algo al respecto.

“No hay mucho, por eso vamos contratar gente que este aprendiendo un poco, o con experiencia en otros aspectos, y les pondremos cursos de inglés”, confirma.

La comunidad

Independiente de para quién trabajes, la clave de Softserve es ofrecer las mejores condiciones a cada miembro de su comunidad. Y aunque buena parte del trabajo es remoto, ofrecen una serie de beneficios, lo que incluye una oficina que si quieres, puedes visitar para ser parte de este gran todo.

“Si bien los informáticos somos en general muy especiales y a veces hay que arrearlos y hacer un esfuerzo extra, la experiencia en todo el mundo demuestra que se puede hacer. Lo cierto es que nosotros hacemos lo posible para hacerlos sentir cómodos en un lugar dónde vale la pena estar”, agrega.

Softserve ofrece este tipo de beneficios. ¿Le dijimos que el inglés es esencial?

“Aunque el beneficio neto es tener mejor gente para trabajar y desarrollar un mejor software, Softserve tiene niveles altísimos de satisfacción, en torno al 95%, y niveles bajos de deserción. Cuando la gente llega no se cambia. Y eso se logra porque tenemos estructuras para que la entre esté contenta. Si hay una persona que está siendo explotada o está desmotivada, se le cambia de proyecto”, cierra el especialista.

Total
1
Shares
Previous Post

LG Electronics recibió reconocimientos en Premios a la Innovación CES 2023

Next Post

¿Wallets frías o calientes para guardar tus criptos? Qué son y por qué resurgió su interés ante el descalabro de FTX

Related Posts
Total
1
Share