Startup chilena de bots concreta salto a Europa para ayudar en la automatización de procesos post pandemia

En línea con la aceleración digital y tecnológica que está provocando la pandemia de la Covid-19 en todo el mundo, el rubro de la automatización en empresas, contrario a lo que ocurre con la mayoría de los sectores productivos, transita terreno fértil para su expansión. De eso sabe la empresa chilena Rocketbot que, con sus cortos años de operaciones, consolidó su expansión en Latinoamérica y cruzó el Atlántico para arribar a Europa.

Tras superar la barrera de los 100 clientes en Sudamérica, la ex startup de automatización selló la entrega de sus dos primeras licencias a compradores en España. “El 2019 significó para nosotros un crecimiento y posicionamiento muy grande, convirtiéndonos en una de las herramientas RPA (Automatización robótica de procesos) más importantes de Sudamérica. Eso permitió darnos a conocer en Europa y que dos empresas se decidieran por una plataforma hecha en Chile, por sobre los gigantes de la industria”, indicó Rafael Fuentes Candia, cofundador y director comercial de Rocketbot.

Según la consultora tecnológica Gartner, la chilena Rocketbot se alza como la plataforma de RPA con mejor nota y percepción entre usuarios, superando incluso a las empresas que son líderes mundiales en automatización. En su acelerada expansión, ya tiene presencia en 15 países, totalizando más de 1.500 robots en producción en grandes empresas. “Los clientes en España son una consultora y una empresa de ingeniería y manufactura industrial, que se suman a las empresas latinoamericanas de servicios, tecnología y banca que ya trabajan con nuestros robots para automatizar e integrar sus procesos”, agrega Fuentes.

Los nuevos robots

La startup se basa en una primicia simple pero sofisticada: hacer de los bots una mano de obra altamente calificada para tareas repetitivas, estructuras y digitales (los tres puntos esenciales para los procesos de RPA), aliviando así la carga de trabajadores que destinen sus horas a labores creativas y de mayor productividad.

Los “robots” pueden ingresar y recopilar datos de una página, revisar y archivar datos y certificados, o hasta integrar sistemas en una empresa, entre muchas otras funciones. Es así como la plataforma ya tiene entre su cartera de clientes a BBVA, Samsung, Santander, Banco BCP, Sura, Seguros Bolívar y Allianz.

“Las posibilidades con nuestra plataforma no tienen techo”, afirma Rafael Fuentes Candia, cofundador y director comercial de Rocketbot

“Las posibilidades con nuestra plataforma no tienen techo. Por ejemplo, nuestros robots permitieron la reestructuración de los pagos de créditos o tramitar a gran escala los pagos de los beneficios estatales a pymes y personas desde bancos en Sudamérica, así como automatizar la estructura logística y los inventarios de stock en empresas reconocidas. Eso es especialmente importante en el contexto de pandemia, donde el recurso humano y operativo se resiente”, señala el director comercial de Rocketbot.

En sus primeros años de operaciones, la empresa pasó de manufacturar bots a ofrecer una plataforma optimizada donde cada cliente puede crear su “robot a medida”, ejecutarlo en su empresa y configurar cuándo y cómo trabajará. Por eso, en Latinoamérica ya son 1.800 desarrolladores que usan Rocketbot.

Juan Jorge Herrera, CEO de Rocketbot, señala que “nuestro 2019 fue un punto de partida más que promisorio. En 2020, pese a los embates de la pandemia, tenemos como meta duplicar el número de clientes y socios. El próximo año, nuestra expectativa es llegar a los US$ 4 millones de facturación y escalar a 500 empresas que adquieran nuestra plataforma. Confiamos en eso porque la RPA hoy es más importante que nunca y la pandemia lo está dejando en claro”, afirma. Para el segundo semestre de este año, además, la empresa tecnológica buscará llegar a los 200 clientes, además de llevar su plataforma a una red de salud en Estados Unidos.

No Comments

Post A Comment