Tejiendo Juntos Chile: Uniendo al país a través de la lana

Foto: Tejiendo Juntos Chile

El emprendimiento muchas veces se trata de encontrar una manera de ayudar a los demás, no siempre ligado a la ganancia, desde nuestras posibilidades. Este es el caso de Ana María Guichard, creadora de “Tejiendo Juntos Chile” fundación que a través de la fabricación artesanal de frazadas busca apoyar a personas vulnerables o víctimas de catástrofes naturales en nuestro país.

La idea surgió en 2013, cuando Ana María dejó de trabajar en una importante institución bancaria y, luego de conseguir su jubilación anticipada, se juntó con un grupo de amigas para formar un club de tejido “Sin embargo, nos surgió la idea de hacer algo con más sentido y que pudiera apoyar y ayudar a gente que lo necesitara. En ese momento abrimos una página en Facebook e iniciamos una campaña de recolección de cuadraditos tejidos a crochet y palillo. Eso nos permitió armar frazadas y regalarlas a personas en estado vulnerable. El apoyo inmediato que recibimos fue impresionante”, explicó Ana Maria, actual directora ejecutiva.

Desde entonces trabajan arduamente en campañas, las que ya abarcan varias regiones del país. En la actualidad trabajan con ella Macarena Castillo, encargada de gestión y proyectos; Mabel Robles Araya, encargada de campañas; Claudia Cornejo Fuentes, encargada de redes sociales; Ledda Riquelme, encargada de logística y relaciones públicas; Mabel Mondaca, encargada de acopio y administración  de materiales; Elizabeth Carrasco, encargada de transporte y entrega de donaciones; Elizabeth Carrasco, Julia García, Ximena Infante, América Rojas, Claudia Cornejo, Nayarett Riveros y Mabel Robles. encargadas de talleres; Ximena Jara, encargada de eventos y Ximena Infante, encargada de uniformes e imagen del grupo.

En un principio hacían donaciones de frazadas, gorros, bufandas y guantes a hogares de ancianos y gente en situación de calle, asimismo, donaban estuches tejidos llenos de lápices y amigurumis (muñecos tejidos a crochet) a jardines infantiles vulnerables y a hogares de acogida de centros oncológicos, incluso en una oportunidad realizaron un taller de prótesis mamarias de crochet para mujeres que han sufrido cáncer de mama.

No obstante, no todo ha sido tan fácil. Uno de los grandes obstáculos que han tenido desde la fundación ha sido financiar las campañas, las que cada vez son más grandes e implican regiones más lejanas del país. Las tejedoras se autofinanciamos en la compra del material que se usa, y en cuanto a los envíos y entregas, los recursos salen de los bolsillos de cada una. Actualmente, han recibido donaciones de materias primas para apoyarnos en la tarea, pero no es suficiente. La falta de un espacio propio también ha generado algunas dificultades para hacer mejor lo que mejor saben hacer: tejer con amor para otros.

“Hoy nos encontramos haciendo una campaña llamada “mil frazadas, mil sonrisas”, la más grande hasta ahora. Todo ello para ir en ayuda de las víctimas de incendios forestales en el sur y de los aluviones del norte. El desafío está, entonces, en seguir creciendo para abarcar todo el país y las distintas catástrofes que lamentablemente siempre suceden, pero también seguir apoyando a grupos más pequeños de personas que nos necesitan acá, en la Región Metropolitana“, explicó Ana María.

Tejiendo Juntos Chile hoy está en Iquique, Antofagasta, Coquimbo, La Serena, Valparaíso, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia, Coyhaique. Lo pueden encontrar en su Fanpage o escribir directamente a Ana María Guich [email protected]

 

 

 

Total
0
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Pagaya: plataforma que permite el pago entre personas con tarjeta de crédito

Next Post

VideoColumna: ‘Cómo lograr un emprendimiento innovador’, por Tadashi Takaoka, Corfo

Related Posts
Total
0
Share