The Batman: la oscura angustia del adulto joven

Una de los principales bendiciones/pecados de las distintas versiones cinematográficas de Batman es que, independiente del tono, humor y villanos que ofrezca, todas repiten los mismos lugares comunes: oscuridad, venganza, justicia, violencia inusitada y, en general, ausencia de claridad sea lumínica o mental. 

Esto implica que es muy complejo desviarse del corazón de estas historias: Batman siempre será Batman en Ciudad Gótica. ¿Qué hacer entonces para destacar? Mientras Schumacher apretó teclas kitsch, y Nolan le dió seso y gravedad narrativa, Matt Reeves – “Cloverfield”, “Let me in”, “War of the planet of the apes” – decidió tomar la herida clásica del detective alado, infectarla con angustia y apretarla dolorosamente con la ayuda de una galería de malhechores que pocas veces fueron tan oscuros. 

Jeffrey Wright como Gordon, contenido y algo subutilizado. Ojalá brille mas en las próximas entregas.

Y es que, como dicen algunos expertos, el héroe es tan bueno como sus villanos. Y si Reeves deseaba otorgarle un cable a tierra a la historia, fue clave llenar de realidad a los malos. Por eso el pingüino se aleja de la caricatura para llevarlo al turbio submundo de la mafia gótica, donde los muy humanos apellidos Marone y Falcone son los que dominan la policía y la ciudad, y no un payaso con maquillaje.

Pero el que sí tocó teclas oscuramente reales -y actuales- fue el Acertijo. Oculto y críptico durante buena parte del metraje, y homenajeando al infame “Zodiac Killer”, el personaje interpretado por el siempre interesante Paul Dano explota de verdad cuando: 1) usa las redes sociales para alcanzar su desastroso objetivo, y 2) es desenmascarado para revelar la oscura insanidad que Dano puede expresar con su rostro y voz al unísono y por separado.

Con un casting de verdad notable, quizás el mejor de todos los Batman fílmicos, no es menor lo que logra hacer Zöe Kravitz como Selina Kyle aka. Gatúbela. Pequeñita y explosiva, la actriz domina todas las escenas donde está y, como corresponde a su personaje, lleva completamente la relación con el detective multimillonario y su entorno, pasando de personal a profesional a personal de manera incómodamente sutil. 

Battison y Zöe Krav-woman. Suena horrible pero se ven bellos.

Todo lo anterior rodea a Batman, que en manos de Robert Pattison alcanza niveles de angustia emocional que no se han visto antes en esta saga. Más joven que los otros, aunque igual de traumado y casi monosilábico, Battison asoma y se esfuma de las sobras de los escenarios donde aparece, enorme y estoico, aunque sea rodeado y amenazado por decenas de policías, matones o los brazos de Catwoman. 

Sin entrar en detalles sobre la historia que amalgama lo clásico que afecta a Ciudad Gótica, Reeves deja en sus personajes la taciturna gravedad de la narración, dándose espacio para jugar con una fotografía y ritmo que sudan potentes postales -la de la bengala es especialmente llamativa-, escenas de acción con lindos encuadres y momentos donde la intensidad alcanza peaks altísimos gracias a un montaje y edición de sonido notables.

No ajuste sus celulares. El cuadro de verdad es así.

Si es la mejor cinta de Batman o no, está por verse. Pero a diferencia de las últimas entregas, el filme de Reeves tiene mucho a su favor para ser la favorita de varios. Puede ser algo generacional – “ese tema” de Nirvana es la guinda musical de una historia con mucha sensibilidad grunge-, o simplemente el sentimiento de los tiempos que corren, sumado a un casting de verdad soberbio.

Sea como sea, y tras la patinada conceptual que se mandó Warner/DC/Snyder en los últimos años, Reeves si logró algo indesmentible: Robert “Battison”, junto al resto de la pandilla -ojo con la última revelación-, dió vida al Hombre Murciélago definitivo de la nueva generación. 

The Man y The Bat. Hay futuro.

No es menor.

Total
18
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

ChileMass Emprende: Abren postulaciones para nueva versión del programa

Next Post

Operación Renta 2022: 3 claves para no caer en inconsistencias

Related Posts
Total
18
Share