Werewolf by Night: una cariñosa bienvenida al terror en el MCU

Manteniendo el estilo de los clásicos del horror de los 50, el director Michael Giacchino entrega un especial que refleja el cariño del MCU por el género y su esfuerzo para diversificar sus producciones.

Cualquiera que haya visto los clásicos del horror de Universal o Hammer notará de inmediato el homenaje directo que “Werewolf by night” hace a ese mundo. Desde la intro tradicional de Marvel Studios, adosado con gruñidos de lobo y ya en blanco y negro, este especial de una hora es, literalmente, muy especial. 

La historia es simple: tras la muerte de Ulysses Bloodstone, un reconocido cazador de monstruos, su viuda organiza un torneo de cazadores para determinar quien será el poseedor de la famosa Bloodstone, gema roja y arma definitiva contra los mencionados monstruos.

Hasta allí llega Elsa, hija de Ulysses y reticente heredera de la familia, junto a un variopinto grupo de extraños asesinos, entre ellos Jack Russell (Gael García Bernal), protagonista del show y parte de esta competencia donde, todos contra todos, deberán capturar y dar muerte a un colosal ser nunca antes visto.

Bienvenido Gael al MCU. Pronto se viene Tenoch “Namor” Huerta. ¡Viva México cabrones!

Así parte la cacería, todo musicalizado dramáticamente y con especificidad por un inspirado  Giacchino, que a lo largo de los 55 minutos -un alivio en estos tiempos de 2 horas y media de metraje- mantiene celosamente el acuerdo estilístico con la versión clásica del personaje. 

Con ese fondo, la cinta gana en calidad de imagen sobre la referencia clásica, lo que se refleja de manera bastante acertada en cómo se ve “la magia” de la roca Bloodstone. Mejorando digitalmente los efectos visuales, este especial logra conjugar de manera perfecta la modernidad digital con los viejos efectos prácticos a la hora de mostrar, o disimular, ciertas escenas y personajes imposibles de filmar en dicha época. 

Esta censura autoimpuesta mantiene tanto el misterio de la época como una cualidad familiar detrás de esta historia. No sólo por la sangre suavizada -no del todo, tiene sus momentos bastante gráficos- sino por el mensaje general del show, lleno de amor en un mundo ciertamente maldito, sobre todo para los incomprendidos monstruos.

Está por verse si de este telefilme sale algo más extenso para alguno de sus personajes. Tanto Jack como los Bloodstone son canon en el universo de Marvel Cómics. Y se sabe que ese mundo de monstruos terrenales existirá en algún momento del MCU, con “Blade” y otros personajes liderando la escapada de bichos raros, y donde Elsa Bloodstone tiene mucho que decir. O no.

Elsa Bloodstone, una especie de Jessica Jones sobrenatural.

La inclusión del Gael García en el protagónico fue una movida acertada. Dando un carácter algo leve a un personaje profundamente roto dada su condición de reticente licántropo, otorga una capa distinta a un personaje que puede tener varias aristas, dada la conclusión de este pequeño filme.

Todo esto aporta al casi perfecto homenaje de Giacchino una escuela de horror que muchos han intentado actualizar. Abrazando lo antiguo, el compositor junto al MCU apuestan por una audiencia que respeta estos códigos y lenguajes audiovisuales, todos padres con hijos a estas alturas.

Seguro, es un nicho reducido. Pero mientras “She-Hulk” cuenta una historia profundamente femenina -y narrativamente única-, y “Moon Knight” apela a thriller sicológico con deidades egipcias, “Werewolf by Night” es un paso más allá en este esfuerzo del MCU por diversificar la ya repetida historia de los superhéroes en la pantalla. 

Total
7
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Previous Post

Requiere menos agua y es climáticamente inteligente: Así es el primer arroz negro cultivado en Chile

Next Post

Finterra y Tero lanzan app para potenciar la sostenibilidad de la cadena de suministro

Related Posts
Total
7
Share